Blogia
.

"La vida de los Cactus"

"La vida de los Cactus"

"La vida de los Cactus"        Para poder cultivar cactus debe tenerse presente que cada año éstos poseen un período de crecimiento y otro de reposo.

La brotación se produce por regla general durante el mes de marzo o en la primera quincena de abril. El período de crecimiento se extiende desde este momento hasta que, con la llegada del otoño, los cactus comienzan su período anual de reposo.

Otro período de disminución e incluso de detención del crecimiento tiene lugar durante el mes de agosto. La razón de esta parada vegetativa estival radica en que estas plantas requieren una alternancia de temperaturas noche-día para poder crecer, además de tener un intervalo de temperaturas fuera del cual interrumpen su desarrollo. Cuando las temperaturas nocturnas son mayores de 23º C. su crecimiento queda ralentizado.

El nacimiento de sus flores se da desde el principio de primavera con las primeras Mammillaria, siguiendo con las Rebutia, Gymnocalcyum y los demás géneros hasta llegar al otoño con la floración de los cactus más tardíos entre los de tipo desértico.

En invernaderos ubicados en el litoral mediterráneo español pueden verse cactus en flor aún en el mes de noviembre.

Durante el invierno, mientras las especies procedentes de áreas semidesérticas se hallan en plena parada vegetativa, otros tipos de cactus abren sus flores; Zygocactus truncatus, Schlumbergera bridgest y otros epifitos florecen profusamente desde octubre hasta enero.

La duración de la vida de los cactus depende de cada especie en concreto, No obstante, puede decirse en general que se trata de plantas con larga vida y lento crecimiento. En el caso de los cactus gigantes de Arizona (Carnegiea gigantea), existen grandes ejemplares, a los que se atribuye una edad de 200 a 300 años.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres