Blogia
.

"Injerto"

"Injerto"           El injerto de un cactus sobre otro no tiene especial problema si se tienen en cuenta algunas normas operatorias. El portainjertos a utilizar debe ser vigoroso y tener un período de reposo simultáneo con el de la especie injertada, a excepción de los que se usen para ejemplares variegados (por ejemplo, Gymnicalcyum minanovichi, forma "Hibotan"), ya que por carecer de clorofila, conviene proporcionarles un portainjertos seiepifito (Hylocereus). Especies de Cereus, Trichocereus, Myrtillocactus, Opuntia, Eriocereus, Hylocereus, Rhodocactus e incluso Echinopsis pueden ser usados como portainjertos de cactus, siendo recomendables en especial: Trichocereus pachanoi, Cereus variabilis, Eriocere

El mejor momento para llevar a cabo el injerto es cuando tanto el patrón como la planta a injertar se encuentran en plena vegetación, lo cual se da entre abril y julio, No obstante, esta operación podría realizarse en invierno, mientras que la temperatura mínima fuera 12-15ºC.

Existen varias tecnicas de injertos: a) de caras planas; b) en cuña; c) en cula invertida, y d) en pivote.

Explicamos a continuación la forma operatoria del injerto con caras planas por ser el más frecuente, de más fácil ejecución y mejores resultados.

Supongamos que se trata de insertar una Mammillaria sobre un Trichocereus. En primer lugar cortaríamos el patrón a una altura de unos 6 cm. por encima del suelo dando un corte horizontal y utilizando un cuchillo bien afilado. A continuación daríamos otro corte 1 cm. por debajo del primero, haciéndolo limpiamente, a poder ser de un golpe y debiendo quedar la superficie perfectamente lisa y horizontal. Esta rodaja que hemos producido será conservada en su sitio para evitar la desecación del segundo corte. Los extremos superiores de las costillas del patrón deben ser cortados en bisel, pues de no hacerlo sí nacerían brotes a partir de las areolas más altas, lo cual restaría posibilidades al prendimiento, además de que los brotes nacidos pincharían a la planta injertada. Hecho lo que antecede se procederá a tomar la planta a injertar y a cortar su base, tras lo cual se separa la rodaja que cubría la herida del portainjertos y se coloca allí la planta a injertar. Esta se frota ligeramente sobre la herida del patrón para evitar la formación de burbujas, logrando así un perfecto contacto entre ambas superficiesus e Hylocereus guatemensis.

Para mantener unidos a patrón e injerto durante el período de prendimiento se utilizarán, o bien dos anillos de goma o dos tablillas de madera clavadas perpendicularmente entre sí .      

En el caso de que el injerto tenga un diámetro inferior al del patrón, no deben unirse de forma que sus heridas queden concéntricas sino más bien debe situarse el injerto algo desplazado respecto al centro de la herida del patrón, con lo que los anillos vasculares de uno y otro estarán en contacto. Cuando se trata de injertar cactus de tipo epifito (Zygocactus; Epiphylopsis, etc.), el tipo de injerto a hacer varia sensiblemente con el explicado. En este caso pueden seguirse dos técnicas: la primera consiste en descabezar el patrón, abrir un corte vertical en el centro de la herida producida y, tras haber separado los tejidos superficiales del segmento a injertar, insertar éste en el corte vertical realizado en el patrón.

El segundo método consiste en dar un corte inclinado en el portainjertos y a continuación separar una delgada capa de tejidos e una de las caras del segmento a injertar. Se unen ambas heridas y se procede al atado. 

Las plantas, una vez injertadas, deben situarse en un lugar sombreados y con ambiente algo caliente durante 10-15 días, manteniendo algo de humedad en el suelo de la maceta. Tras este período podrán eliminarse las ataduras del injerto y de una forma progresiva se irá introduciendo a las plantas injertadas en la forma de cultivo general. Después de 3-4 semanas a partir del momento del injerto, las plantas podrán tratarse con normalidad.

Téngase en cuenta que los portainjertos de rápido crecimiento pueden inducir su vigor a la planta injertada, con lo que las características morfológicas de esta podrían quedar más o menos distorsionadas (también mayor al normal, espinas mayores y más numerosas, etc.). El injerto puede también se llevado a cabo en plantas suculentas no cactáceas (géneros Crassula, Kalanchoe, Aoenium, Senecio, así como en las Aselepiadáceas, Euphorbiáceas, etc. ).

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres